viernes, 25 de noviembre de 2011

La Didaché o Didajé



Se considera que la Didaché o Enseñanza de los Doce Apóstoles es un escrito que pertenece a las primeras producciones literarias cristianas que se dieron. El tiempo la ha respetado y se ha conservado hasta nuestros días.

Su valor principal reside en que nos proporciona datos extrabíblicos sobre las instituciones y la vida de las primeras comunidades cristianas. Lo que pretende la Didaché es codificar las reglas y disposiciones morales, litúrgicas, jurídicas y de otro tipo que se acreditaron como convenientes y necesarias en el momento en que fue escrita. Presenta una orientación exclusivamente «práctica» y, salvo el capítulo 16, deja de lado todo elemento dogmático.

Son escasas las citas del Antiguo Testamento; en cambio el autor habla del «evangelio del Señor», sin especificar a cuál de los sinópticos se refiere y cita veintitrés dichos o sentencias de Jesucristo, diez textualmente y los demás en forma libre. No se encuentra ninguna cita que aluda a hechos históricos de los evangelios. Además, el autor parece desconocer el evangelio de Juan. Las epístolas de San Pablo tampoco se citan formalmente.

La Didajé , o Enseñanzas de los Doce Apóstoles, fue escrito entre el 65 y 80 A.D, y fue altamente considerado por los primeros padres. Da puntos de vista interesantes de las prácticas de la Iglesia en los comienzos. Recuerde que por varios siglos no hubo Nuevo Testamento para que usaran los cristianos, hasta el Concilio de Cartago en el año 397.


Aletea en su contenido la vida de la primitiva cristiandad. A través de formulaciones claras, asequibles tanto a mentes cultas como a inteligencias menos ilustradas, se enumeran normas morales, litúrgicas y disciplinares que han de guiar la conducta, la oración, la vida de los cristianos. Se trata de un documento catequético, breve, destinado probablemente a dar la primera instrucción a los neófitos o a los catecúmenos.

Se desconoce el autor y el lugar de composición de la Didaché. Algunos estudiosos hablan más bien de un compilador, que habría puesto por escrito diversas enseñanzas de la predicación apostólica. Se sitúa su redacción en suelo sirio o tal vez egipcio.

Pueden distinguirse cuatro secciones en la Didaché: una primera, catequético-moral, basada en la enseñanza de los dos caminos —el de la vida y el de la muerte—, una parte litúrgica, que trata del Bautismo, el ayuno, la oración y la celebración de la Eucaristía-, una tercera que habla de la estructura, ministerios y costumbres de las comunidades cristianas; la cuarta, por fin, es una exposición escatológica, que sirve como conclusión.


PARA ENTERARSE DE NOVEDADES

Bienvenido a la Comunidad Latina de Usuarios de e-Sword. Suscríbete para participar en nuestro foro y recibir asesoria técnica o pulsa en el botón "Me gusta" para recibir novedades de este blog en tu facebook.