viernes, 29 de octubre de 2010

Nuevo Testamento de la Biblia al Día


Biblia al Día
Nuevo Testamento
Con notas
(Sigue en proceso el antiguo Testamento)
***

LA BIBLIA AL DIA

El texto de la Biblia Al Día es una paráfrasis de las Escrituras preparada con el fin de que enriquezca su experiencia con la Palabra de Dios y su caminar con él sea una vivencia más profunda. Aunque el texto no es una traducción tradicional del griego y del hebreo, le proporcionará una clara, fresca y emocionante percepción de la verdad eterna de las Escrituras. Estamos seguros de que a medida que usted lee esta paráfrasis de la Biblia, se encontrará con Dios de maneras nuevas y maravillosas.

Es nuestro deseo que usted experimente una gran bendición en este viaje de descubrimiento.


Descargar módulo de la Biblioteca Hispana


sábado, 23 de octubre de 2010

Código de Derecho Canónico (1983). Edición Español-Latín




El Código de Derecho Canónico (en latín Codex Iuris Canonici) es el conjunto ordenado de las normas jurídicas que regulan la organización de la Iglesia Católica, la jerarquía de gobierno, los derechos y obligaciones de los fieles y el conjunto de sacramentos y sanciones que se establecen por la contravención de las mismas normas.

El Código de Derecho Canónico se ordena en cánones que cumplen funciones similares a los artículos en los textos legislativos civiles y se divide en siete Libros:


  1. Libro Primero: De las normas generales

  2. Libro Segundo: Del Pueblo de Dios

  3. Libro Tercero: De la función de enseñar de la Iglesia

  4. Libro Cuarto: De la función de santificar la Iglesia

  5. Libro Quinto: De los bienes temporales de la Iglesia

  6. Libro Sexto: De las sanciones de la Iglesia

  7. Libro Séptimo: De los procesos


Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia

Alineación al centro

La Doctrina Social de la Iglesia (también, Doctrina Social Cristiana) es un conjunto de normas y principios referentes a la realidad social, política y económica de la humanidad basado en el Evangelio y en el Magisterio de la Iglesia católica. El Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia y el Catecismo católico la definen como un cuerpo doctrinal renovado, que se va articulando a medida que la Iglesia en la plenitud de la Palabra revelada por Jesucristo y mediante la asistencia del Espíritu Santo, lee los hechos según se desenvuelven en el curso de la historia [1]

Tal como afirma el Cardenal Martino en la presentación del Compendio de Doctrina Social de la Iglesia, La doctrina social cristiana es parte integrante de la concepción cristiana de la vida, con la que el beato Papa Juan XXIII, en la encíclica Mater et magistra abría el camino, hace ya muchos años, a las sucesivas, importantes y profundas precisiones de Juan Pablo II: La enseñanza y la difusión de esta doctrina social forma parte de la misión evangelizadora de la Iglesia[2] ; la doctrina social, instrumento de evangelización(...) anuncia a Dios y su misterio de salvación en Cristo a todo hombre.[3]

No obstante, la primera encíclica social fue la Rerum novarum, escrita por León XIII el 15 de mayo de 1891, en el contexto de los eventos de naturaleza económica y social que se produjeron en el siglo XIX, como la Revolución Industrial y la "Cuestión obrera" dicha inquietud social no da inicio con dicho documento, pues la Iglesia considera que jamás se ha desinteresado de la sociedad.

La Iglesia deja claro que su doctrina social no es una «tercera vía», un camino intermedio entre el capitalismo y el socialismo. No tiene nada que ver con una agenda económica o política, y no es un «sistema». Aunque, por ejemplo, ofrezca una crítica del socialismo y el capitalismo, no propone un sistema alternativo. No es una propuesta técnica para solucionar los problemas prácticos, sino más bien una doctrina moral, que surge del concepto cristiano de hombre y de su vocación al amor y a la vida eterna. Es una categoría propia.

La doctrina social, además de dirigirse de forma primaria y específica a los hijos de la Iglesia, tiene un destino universal. La luz del Evangelio, que la doctrina social refleja sobre la sociedad, ilumina a todos los hombres: todas las conciencias e inteligencias son capaces de captar la profundidad humana de los significados y de los valores expresados en esta doctrina, así como la carga de humanidad y humanización de sus normas de acción.

La misma expresión “doctrina social” fue usada por el primera vez por Pío XI en su encíclica Quadragesimo anno quien cita a León XIII aun cuando reconoce que la preocupación por los problemas económicos y sociales no nació con la Rerum novarum.

Los grandes cambios del siglo XIX como la revolución industrial y el consiguiente crecimiento de las ciudades habían producido graves desigualdades sociales y económicas. Se debatía y se luchaba por establecer una justa relación entre trabajo y capital y de ahí el problema conocido como cuestión obrera. El Papa León XIII afrontó este tema y el de la propiedad privada en su encíclica que se constituyó en documento de referencia y de inspiración para todas las acciones cristianas en el campo social.

Cuando en 1931 se cumplen 40 años de la publicación de la Rerum novarum, el Papa Pío XI publica la Quadragesimo anno donde además de repasar la doctrina anterior y aplicarla a la situación del momento, afrontó los nuevos problemas ligados al crecimiento de empresas y grupos cuyo poder pasaba fuera de las fronteras nacionales. Recuerda además la condena del socialismo así como la insuficiencia del liberalismo.

Pío XII vivió los años de la posguerra con otro orden internacional al que dedicó sus intervenciones. Aun cuando no publicó encíclicas sobre temas sociales, no dejó de recordar a todos a través de sus radiomensajes, la relación que corre entre la moral y el derecho positivo así como los deberes de las personas en las distintas profesiones.

Juan XXIII deja dos contribuciones: la encíclica Mater et magistra y Pacem in terris. En la primera habla de la misión de la Iglesia por construir comunión que permita tutelar y promover la dignidad del hombre. En la segunda además de afrontar el tema de la guerra (en tiempos de proliferación de armamento nuclear) sino que afronta el tema de los derechos humanos desde un punto de vista cristiano.

El Concilio Vaticano II trató en la constitución pastoral Gaudium et spes temas de actualidad social y económica como el matrimonio y la familia, la paz y concordia entre los pueblos, etc.
Con Pablo VI hace su entrada en los documentos del Magisterio el tema del desarrollo en la encíclica Populorum progressio haciendo hincapié en la necesidad de que ese desarrollo sea de toda la persona y de todos los hombres.

Juan Pablo II, fuertemente marcado por su experiencia en Polonia, publicó diversas encíclicas sobre temas sociales. La Laborem exercens que presenta una espiritualidad y una moral propias del trabajo que realiza el cristiano. La Sollicitudo rei socialis que retoma el tema del progreso y el desarrollo íntegros de las personas (publicada con motivo de los veinte años de la publicación de la Populorum progressio). Finalmente la Centesimus annus -con motivo del centenario de la publicación de la Rerum novarum- se detiene en la noción de solidaridad que permite encontrar un hilo conductor a través de toda la enseñanza social de la Iglesia. Aun cuando sus predecesores habían tratado temas sociales como orientaciones para la ética social o para la filosofía, Juan Pablo II planteó la Doctrina social de la Iglesia como una rama de la teología moral y dio orientaciones sobre el modo en que esta disciplina debía ser enseñada en los seminarios. Hasta que esto no se hizo. Y luego de esto se cumplió.





Documentos del Concilio Vaticano II




Los Documentos del Concilio Vaticano II, son los textos emanados por esta reunión que son normas legales y de comportamiento para los fieles de la Iglesia Católica.


Se dividen en Constituciones, Decretos y Declaraciones.

Constituciones


Las cuatro Constituciones apostólicas dictadas por los Padres Conciliares son normas de máximo rango y que tratan acerca de los temas fundamentales por medio de las cuales se rigen la teología y la organización de la Iglesia. Las constituciones del Concilio Vaticano II son las siguientes:


  • Gaudium et Spes: La Constitución Apostólica Gaudium et Spes es tal vez el máximo logro del Concilio Ecuménico. Su nombre proviene de las primeras palabras de ésta en latín, que en castellano significa Los gozos y las esperanzas. Trata acerca de la Iglesia en el mundo actual, y es la manifestación más clara del aggiornamento pretendido por Juan XXIII. Se encuentra dividida en cuatro partes. La primera es un prefacio y la segunda una introducción acerca de la situación del hombre en el mundo moderno. La tercera se llama "De la Iglesia y la vocación del hombre", hablando de la visión de la Iglesia acerca de la dignidad del ser humano, la vida en sociedad, la actividad del hombre en el mundo y acerca del rol de la iglesia en el mundo actual. La cuarta parte tiene como finalidad explicar la misión en la actualidad de la Iglesia y se explaya en ciertos temas particulares como el desarrollo económico y social, la naturaleza del matrimonio en la vida moderna, la política, la expansión de la cultura y sobre la paz y la promoción de la comunidad de naciones.
    Fue aprobada por 2.307 contra 75 obispos reunidos en concilio, y fue solemnemente promulgada por el Papa Pablo VI el 7 de diciembre de 1965.

  • Dei Verbum: La Constitución Dogmática sobre la Divina Revelación o Dei Verbum (Palabra de Dios), es otro de los más importantes documentos conciliares. Trata acerca de la Revelación y cómo debe entenderse, estudiarse y practicarse. A diferencia de las demás constituciones, esta es netamente teológica y analiza cómo deben comprenderse los dogmas. Esta divida en 8 partes. La primera es sobre el Misterio de la Iglesia.La segunda parte sobre el sentido de "Pueblo de Dios". La tercera trata sobre la constitución jerárquica de la Iglesia y en especial del episcopado, esta parte contiene un proemio o introducción al tema. La cuarta parte tra de los laicos. La quinta parte trata sobre la universal vocación a la santidad de los cristianos en la Iglesia. La sexta está dedicada a los religiosos, es decir aquellos hombres y mujeres que desean vivir en llamado del evangelio sin ser sacerdotes, el Documento lo cita así " Los consejos evangélicos, castidad ofrecida a Dios, pobreza y obediencia, como consejos fundados en las palabras y ejemplos del Señor y recomendados por los Apóstoles, por los padres, doctores y pastores de la Iglesia, son un don divino que la Iglesia recibió del Señor, y que con su gracia se conserva perpetuamente"(LG, 43) y agrega : "Por los votos, o por otros sagrados vínculos análogos a ellos a su manera, se obliga el fiel cristiano a la práctica de los tres consejos evangélicos antes citados, entregándose totalmente al servicio de Dios sumamente amado, en una entrega que crea en él una especial relación con el servicio y la gloria de Dios(LG, 44) La séptima parte trata sobre la índole escatológica[3] de la Iglesia peregrinante y su unión con la Iglesia actual. La octava oarte toca el temna de la Virgen María, sobre cómo se entiende en la Iglesia católica y el culto que se le reinde dentro de los conceptos católicos.
    Fue aprobada por 2.344 obispos contra 6, y promulgada el 18 de noviembre de 1965 por Pablo VI.

  • Lumen Gentium: La Constitución Dogmática acerca de la Iglesia' o Lumen Gentium (Luz de las gentes) trata acerca de la Iglesia en sí misma, y establece por primera vez organismos colegiados, como el Sínodo de obispos como formas de comunicación entre los creyentes y el Papa. Para las facciones conservadoras del concilio fue considerada como una erosión a la autoridad pontificia, y para otros el establecimiento de canales más democráticos de participación dentro de la Iglesia.
    Fue aprobada con el voto favorable de 2.151 contra 5 obispos, y promulgada el 21 de noviembre de 1965 por Pablo VI.

  • Sacrosanctum Concilium: La Constitución Apostólica acerca de la Liturgia o Sacrosanctum Concilium (Sagrado Concilio, en latín), fue la primera de las constituciones aprobadas por el Concilio. Reafirma la importancia y la naturaleza esencial de la liturgia dentro de la vida de la Iglesia, estableciendo las bases para su reestructuración, para convertirla en el tipo de misa que existe hoy.
    Fue aprobada por 2.147 votos contra 4, siendo promulgada por Pablo VI el 4 de diciembre de 1963.


Decretos conciliares

Los decretos conciliares son textos de menor importancia que las constituciones, pero no de menor trascendencia. Tratan sobre principios doctrinales aplicables a ciertas actividades u organizaciones de la iglesia y tienen un fuerte valor teológico. Los Padres Conciliares aprobaron nueve decretos, que son los siguientes:


  1. Ad Gentes (Sobre la actividad misionera de la Iglesia)

  2. Apostolicam Actuositatem (Sobre el apostolado de los laicos)

  3. Christus Dominus (Sobre el ministerio pastoral de los obispos)

  4. Inter Mirifica (Sobre los medios de comunicación social)

  5. Optatam Totius (Sobre la formación sacerdotal)

  6. Orientalium Ecclesiarum (Sobre las Iglesias Católicas Orientales)

  7. Perfectæ Caritatis (Sobre la renovación de la vida religiosa)

  8. Presbyterorum Ordinis (Sobre el ministerio y vida de los presbíteros)

  9. Unitatis Redintegratio (Sobre el ecumenismo)


Declaraciones conciliares


El Concilio aprobó también tres importantes declaraciones acerca de tres temas fundamentales para la vida católica. Deben interpretarse como opiniones acerca de la Iglesia en ciertos temas específicos. Estas son:


  1. Dignitatis Humanæ (Acerca de la libertad religiosa)

  2. Gravissimum Educationis (Acerca de la educación católica)

  3. Nostra Ætate (Acerca de la relación de la Iglesia con los no cristianos)

Nota: Para visualizarlo ir a "Notas de Tópico"






viernes, 8 de octubre de 2010

Concordancia Doctrinal Catolica




Esta es una breve concordancia doctrinal de la fe Católica. No es una concordancia completa. El propósito es darle a la gente interesada en el Catolicismo una rápida referencia para los puntos más comunes de la fe. En particular en áreas donde los Católicos y otras religiones no estan de acuerdo.

Esto esta dedicado a todos los Católicos de nacimiento, como yo mismo, que un día despertaron y se dieron cuenta de que no sabian nada sobre el Catolicismo.


Imágenes satelitales de la NASA (en español)



Los mapas de las tierras bíblicas proporcionados por la NASA con el texto traducido al español a partir del módulo en inglés NASA Satellite Images.






Von Rechnitz - Para entender la Biblia





Un sencillo libro que nos introduce en la lectura de la Sagrada Escritura.




Índice Analítico del Catecismo de la Iglesia

Alineación al centro


Índice analítico del Catecismo de la Iglesia Católica, que nos permite encontrar de forma más rápida los temas principales. Formato top.