lunes, 26 de enero de 2009

Nuevo Testamento Griego - Textus Receptus con y sin números strong


El Textus Receptus es un término en latín que significa texto recibido (también se aplica el término, algunas veces, para referirse al Texto masorético). Es un conjunto de manuscritos en lengua griega del Nuevo Testamento, clasificados y catalogados, de los cuales los más antiguos datan aproximadamente del siglo X, y son la base de muchas traducciones clásicas de la Biblia tanto al español como a otros idiomas (versiones anteriores a 1881).

La influencia de dos hermanos, Buenaventura y Abrahán Elzevir, introdujo el término 'textus receptus' como parte del prefacio a su edición del texto en 1633.

En el siglo XVI, Erasmo de Rotterdam consiguió seis manuscritos del Nuevo Testamento en griego, cinco de ellos de origen bizantino pero ninguno anterior al siglo XI, y preparó una edición unificada, la primera impresa del Nuevo Testamento en griego puesta en circulación, cosa que ocurrió en 1516 (la primera edición impresa en realidad fue la Biblia políglota complutense del Cardenal Cisneros, de 1514, pero entró en circulación únicamente en 1522). Ese texto fue denominado finalmente "texto recibido", muy utilizado por las iglesias protestantes, pero el avance en los estudios bíblicos y el hallazgo de manuscritos más antiguos sirvieron para demostrar con el tiempo que el textus receptus no era la mejor fuente para las traducciones más modernas de la Biblia, cosa que aún cuesta aceptar a algunos grupos cristianos minoritarios.

En 1882, con la edición del Nuevo Testamento Griego de B.F. Westcott y F.J.A. Hort, se abandonó el textus receptus como fuente principal. La Biblia Reina Valera, en cambio, se basó hasta su edición de 1960 en el textus receptus, pero eso cambió con su última edición de 1995.

En 1550 Stephens publicó un "textus receptus", el cual fue la base de la King James Version, la Biblia en inglés de 1611, utilizada incluso en nuestros días (se le denomina "Authorized Authorized" o AV).


Que el textus receptus no es la mejor opción disponible es un hecho. Por ejemplo, Erasmo debió traducir desde la Vulgata para llenar unas pocas lagunas (como los últimos seis versos del Apocalipsis). Ni aún el textus receptus coincide 100% con el texto bizantino, denominado "texto mayoritario", en que supone basarse.

El nombre "textus receptus" (texto recibido, llamado también "texto mayoritario" por sus seguidores) proviene de la introducción a la segunda edición de Elzevir de 1633 de la edición de Erasmo, donde dice "TEXTUM ergo habes nunc ab omnibus RECEPTUM... " ("El texto que tenemos ahora que es recibido por todos..."). Esta edición utilizó la primera edición de 1598 del Nuevo Testamento Griego de Teodoro de Beza, alumno aventajado de Calvino, quien usó un manuscrito del siglo V robado en 1562 por los hugonotes (calvinistas franceses) de un monasterio francés durante las llamadas "guerras de religión", el famoso Códice de Beza ("D").

En 1881 se publicó el Scrivener's Textus Receptus, una versión modificada del Nuevo Testamento Griego para que coincidiera con la lectura de los traductores de la King James Version. Desde luego, es una versión, con otra edición en 1894, de interés puramente académico.


Este es un módulo del sitio oficial,por lo que puede bajarlo usando el "Download manager" de e-Sword, que viene en la versión de e-Sword 10, en el menú "Descargar". Elija la opción Biblias y busque esta versión y descárguela (necesita estar conectado a Internet)

4 comentarios:

  1. Perdón, pero recomiendo usar el Textus Receptus. Marcos 13:31 y otros pasajes afirman que la Palabra de Dios permanece para siempre. Si uno usa el Texto Crítico, está usando una versión griega que estuvo desaparecida mucho tiempo, y por lo tanto no ha sido preservada por Dios, demostrando así no ser (en las partes que son distintas en relación a los que sí se han usado siempre como el Textus Receptus) la Palabra de Dios. Recomiendo Biblias basadas en este texto y no en el crítico.

    ResponderBorrar
  2. Presisamente Dios ha preservado su palabra siempre, esta no ha aparecido en el siglo XVI, mas al contrario pensar como el comentarista Paco implicaria pensar que la palabra de Dios estuvo oculta los 15 primeros siglos hasta que aparecio Textus Receptus.

    El hecho de que una copia estuvo desaparecida mucho tiempo, indica que es mas antigua y por tanto mas cercana al original que las copias tardias, de hecho el texto critico se basa en manuscritos de los siglos II, III y IV, mientras que el Textus Receptus compilado por Erasmo de Roterdam en 1522, se basa en copias tardias.

    Por otra parte el texto bizantino (que es el que uso Erasmo para compilar el Textus Receptus) tiene adiciones que hicieron los copistas (todavia no existia la imprenta y todas las copias se las hacia a mano) a lo largo de los siglos, como aclaraciones, comentarios, etc. en forma de notas marginales, estos manuscritos pasaron a ser originales para los siguientes copistas que incluyeron esos comentarios como si fueran parte de la escritura original.

    Se considera inspirado solo el texto escrito por el autor original y no asi las adiciones hechas a lo largo de los siglos por los copistas, por lo tanto los manuscritos bizantinos mas tardios contienen detro de la sagrada escritura porciones NO inspiradas, esta abominacion paso al Textus Receptus y por tanto a todas las traducciones que se hicieron basandose en este como King James, Reina Valera, etc.

    Ya desde el siglo XIX los teologos protestantes han reconocido la inferioridad del Textus Receptus y su credibilidad ha sido devaluada.

    Por tanto, recomiendo no usar el Textus Receptus ni ninguna de las traducciones basadas en esa.

    ResponderBorrar
  3. La palabra del Dios vivo no depende de la mayoría de los manuscritos ni de los mas antiguos. La palabra de Dios se puede comprender solo por una persona espiritual, que conoce bien el Espíritu Santo y su palabra, como esta escrito. Por esto la mayoría de los cristianos de hoy no pueden comprender la palabra, porque no conocen bien a Dios ni su palabra, y tampoco son espirituales. Al final les gustan las tonterías como la obra de los ocultistas como Wesstcott y Hort. Lo siento chicos, pero deben crecer ya.

    ResponderBorrar
  4. Las ediciones basadas en textos "mas antiguos", que raramente coinciden entre ellos, y que introducen variantes increíbles respecto a los textos mayoritarios, son ediciones desastrosas donde uno encuentra que practicamente cada texto tiene una calificación de grado de certeza (A, B, C, ETC), yo tengo uno de estas ediciones del griego de manuscritos desechados (antiguos, pero desechados por las iglesias, no trasmitidos por ellas). Imaginense que eso ya no sería Palabra de Dios en absoluto.

    Pero el Textus Receptus concuerda practicamente en todo con los textos mayoritarios bizantinos, que son los textos que las iglesias recibieron y trasmitieron, así que son los que responden a los originales perdidos.

    Siempre se podrán hallar textos antiguos, retocados por antiguos herejes como era constumbre,por eso el criterio es recibir lo que siempre se ha recibido, los textos mayoritarios a cuya familia el Textus Receptus pertenece.

    Y esto coincide con la afirmación divina de que la Palabra de Dios permanece para siempre, no estuvo oculta durante centurias para luego ser hallada de nuevo en un ignoto manuscrito antiguo sin historial de transmisión y que perteneció a algún hereje que lo retocó.

    ResponderBorrar

Hola hermano, dejanos tu comentario

03 Como descargar e instalar Biblias y otros módulos

Una de las grandes ventajas de e-Sword es que permite agregar o quitar elementos a nuestro gusto y conveniencia, así por ejemplo puedo te...

A1