lunes, 17 de enero de 2011

Nuevo Testamento de Pablo Besson


Pablo Besson es considerado como el iniciador de la Obra Bautista en Argentina.

Nació Nod, cantón de Berna, cerca de Neuchatel, Suiza, en el año de 1848. Hijo de padres protestantes, se encaminó por la senda que estos le marcaron, de tal manera que entrado en la adultez, el propio Besson se convirtió en un bien capacitado Pastor Bautista.

Estudió en la Facultad de Teología de la Universidad de Neuchatel (1868), con profesores como Federico Godet (1812-1900), entre otros. En Alemania estudió con el sabio L.F.C. Tischendorf (1815-74) de Leipzig. De él recibió su pasión por la crítica bíblica.

En 1881 un grupo de creyentes bautistas suizo-franceses le solicitó ayuda para la Obra en una lejana tierra al Sur de América. Pablo Besson llegó a la Argentina en 1881 invitado por una pequeña colonia agrícola de bautistas franceses en la provincia de Santa Fe. Siendo un lingüista competente y un bautista ferviente cuyas convicciones nacieron del estudio de las Sagradas Escrituras, Besson se trasladó en poco tiempo a Buenos Aires. Allí organizó la primera iglesia bautista argentina de habla hispana. Esto fue un cambio radical con la tradición, dado que las pocas congregaciones evangélicas hasta entonces eran disponibles solamente para grupos de lengua extranjera. Besson comenzó una lucha para la libertad religiosa (culto, matrimonio civil, entierro oficial para los no católicos, educación, etc.) y su fluida pluma y su mente aguda pronto encontraron eco en el espíritu liberal de la nueva Argentina.

En marzo de 1927, a los 79 años de edad, renunció a su cargo pastoral, por causa de su salud. Bien amado por todo el movimiento protestante argentino murió el 30 de diciembre de 1932.

Erudito, amante de los libros, escribió importantes ensayos de historia y apologética. Pero es más conocido por su perdurable traducción del Nuevo Testamento, la primera de toda Latinoamérica, hecha del griego al castellano. Lamentablemente la edición del Nuevo Testamento traducción de Pablo Besson de 1919, se encuentra totalmente agotada, así como la segunda edición revisada que publicara la Junta Bautista de publicaciones.

La edición de 1981 publicada en el centenario de la llegada del Pastor Besson a la Argentina, reordena los libros del NT para conformarse al orden habitual y cambia los nombres dados por Besson a un par de ellos, también le agrega algunas cortas introducciones, redactadas por Pablo Besson en otros lugares. También omite muchas de las notas de carácter polémico. y provee una biografía de Besson escrita por el pastor Dr.Arnoldo Canclini, y un estudio del pensamiento bíblico de Besson, basado en la tesis doctoral del Dr J T Poe. Cabe mencionar que Pablo Besson prefería usar el "Textus Receptus" y que desconfiaba de los manuscritos alejandrinos. Pero aunque él prefería usar el "Textus Receptus", no lo hacía de una manera ciega o irrazonable (como lamentablemente lo hacen algunos críticos). Así, Besson eliminó los textos indudablemente espurios (como por ejemplo el comma joaneo en 1 Jn 5:7 y la inclusión de la abreviatura griega para la palabra "Dios" en 1 Ti 3:16) y prefirió la lectura de los "manuscritos Alejandrinos" en algún lugar que otro. Su traducción es muy literal (tanto o quizá más que versiones muy literales como la Traducción del Nuevo Mundo o la Versión Moderna), lo que la hace útil para el estudio serio del NT.

Es una pena que la obra de Pablo Besson y su traducción del NT no sea más conocida en España y Latinoamérica.